Donald Trump: imperio, fortuna y reality show

Donald John Trump no es sólo un magnate norteamericano de los bienes raíces. Multimillonario, empresario, autor de libros y hasta productor ejecutivo, juez, conductor y estrella de un reality show: The Apprentice (El Aprendiz), que busca nuevos empresarios en potencia, se pasea por la alfombra roja cual astro hollywoodense y tiene tantos admiradores como cualquier cantante pop juvenil. Otro producto de la cultura norteamericana de masas, que admira deportistas, artistas y millonarios por igual, ¿Por qué no?

Donald Trump nació en una familia de clase media alta, en Nueva York. Su Padre, Fred Trump, formó su fortuna en el negocio de la construcción de viviendas de clase media, negocio gracias al cual llegó a poseer numerosos pisos en los barrios neoyorquinos de Queens, Brooklyn y Staten Island.

Fue de él de quien Donald aprendió los principios del negocio de la construcción y el bienes raíces, asistiendo inclusive a las supervisiones de las construcciones de su padre desde que era pequeño.

Entre sus primeros aciertos en el mundo de los negocios, se destacó la idea de comprar un Hotel contiguo a la Grand Central Station que, mediante préstamos y exenciones fiscales, logró convertir en uno de los mejores establecimientos de toda la ciudad.

A partir de entonces Trump, comenzó a invertir en numerosas propiedades y a participar en variedad de proyectos. El imperio Trump estaba por nacer y no pasaría mucho para que se convirtiera en uno de los más increíbles y extensos del mundo del bienes raíces.

Trump había adquirido renombre tras una serie de acertadas maniobras e inversiones en el sector de bienes raíces, sin embargo, Trump deseaba llegar más lejos. Determinado a cumplir sus objetivos entró de lleno en el proyecto que era el Hotel Gran Hyatt de Nueva York, proyecto que el sabía, que una vez finalizara le daría el renombre y el prestigio que quería. Tras su inauguración, Trump comprobó que no estaba equivocado, ahora con el capital y las posibilidades, se embarcó en una serie de proyectos, destacándo entre ellos la famosa Trump Tower cuyo diseño de interiores estuvo a cargo de su esposa en ese entonces, Ivana Trump, quien complementó la obra de tal manera que fue inevitable que se convirtiera en un éxito instantáneo, en una referencia obligada en Nueva York y en el principal y más famoso edificio de la Trump Organization, título que todavía hoy en día ostenta.

Pero Donald no se limitó a Nueva York, decidido a cimentar aún mas su empresa, fundó la Trump Entertaiment, con el objetivo de iniciarse en el mundo de los casinos. De esta manera su verdadero imperio comenzó a nacer en Atlantic City, localidad situada en la costa de Nueva Jersey, cerca de Filadelfia. Allí estableció su primer casino, el Trump Castle y para gerenciar a su nueva propiedad, que era su primera incursión en el mundo de los casinos, Donal designó a Ivana Trump, bajo cuya tutela el casino prosperó rápidamente y le dio la fortaleza al propio Trump, para continuar con su deseo de expandirse en susodicho sector.

Debido al éxito obtenido, Donald Trump procedió a edificar el Trump Plaza, y además comenzó a construir el Taj Mahal, considerado como la “joya de la corona” del mismo Trump.

En junio de 1988 publicó el libro Trump o el arte de vender, que en poco tiempo se colocó a la cabeza de las listas de libros más vendidos en su país. Trump era el ejemplo por antonomasia del norteamericano triunfador que se ha hecho a sí mismo, y uno de los millonarios más populares de Estados Unidos. Aunque habitualmente se mantuvo al margen de la política, a comienzos de 1987 dedicó más de cien mil dólares a la compra de espacios en los principales periódicos, donde publicó una carta abierta en la que criticaba la política norteamericana de proteger los petroleros que navegaban por el Golfo Pérsico.

Tras pasar un período de crisis económica que vio tambalear su vasta fortuna, Trump supo recuperarse con astucia y hacia comienzos del nuevo milenio había reconstruido su imperio: a sus numerosas adquisiciones había que sumarles propiedades como la Trump World Tower, Trump Hotel las Vegas, Trump Ocean Club Intenational Hotel, la serie de hoteles Trump International Tower & Hotel, que está presente en numerosas ciudades, además de los antiguos casinos y un nuevo hotel en una de las islas palmera deDubai.

Ahora la Trump Organization administra una serie de propiedades ubicadas en diversos países, como Panamá, Brasil, el Caribe y en diferentes estados de EEUU y la Trump Entertaiment, ha expandido el número de casinos que administra.

No sólo a hacer dinero y a divorciarse de dedicó este señor: también escribió libros, como el “Arte de Volver”, en el cual narra sus experiencias durante la devacle que sufrió en los 90´s y la manera como logró sobreponerse a ésta. Es, además, coautor de un libro llamado Why we want you to be rich o Por qué queremos que seas rico, el cual lo escribió en sociedad y de acuerdo con su amigo Robert Kiyosaki. A finales del 2007 publicó Think BIG and Kick Ass in Business and Life o Piensa GRANDE y patea traseros en Negocios y la Vida, con el cual decidió regalar 100 dólares a los primeros 100 compradores del libro, en una librería de la Quinta Avenida de la isla de Manhattan, en Nueva York.

Actualmente Trump posee una fortuna estimada en 3.6 billones de dólares y es uno de los hombres más ricos de Estados Unidos y del mundo.

64 comentarios en “Donald Trump: imperio, fortuna y reality show

  1. sr.DONAL TRUMP.

    Lo felicito por ser presidente de una gran Nacion como lo es ESTADOS UNIDOS DE AMERICA.
    Solicito a usted su valiosa ayuda economica estoy en serios problemas estoy sobre en deudado nesecito $10,000.00 para salir de esto o me los presta con intereses bajos.
    estare altamente agradecido por este gesto.
    mi correo de contacto es jarocr@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.