Emprendimiento cultural, el negocio de Fabián Robles (ACIA)

Fabián Robles es descendiente de japoneses y sus padres lo habían mandado de chico a una primaria bilingüe, donde aprendió el idioma nipón. A medida que fue creciendo, Fabián se comenzó a preguntar para qué le servía el conocimiento de la lengua asiática. Entonces, se le ocurrió transmitir esos conocimientos a otros jóvenes, con el objetivo de inculcar la cultura oriental.

Fabián era estudiante de ingeniería, y a través de carteles, logró dar su primera clase un día sábado, a escondidas, en una pequeña aula vacía de su facultad. Dos alumnos fueron los que asistieron y sólo duraron unas tres semanas. No era nada fácil el tema.

“Yo no tenía como objetivo hacer un negocio, sino un proyecto cultural, y creo que eso fue lo que me ayudó a seguir adelante”, reflexiona Fabián. Siguió con la pegatina de carteles, y así consiguió un nuevo grupo de alumnos, a los que pudo citar en un pequeño local que había conseguido prestado, cerca de su casa.

El boca en boca fue creciendo raudamente y Fabián pudo mudar lo que ya era el instituto ACIA, a una casa que tenía tres salones y una biblioteca. “No es necesario hacer publicidad cuando la gente está a gusto. Cuando das satisfacción a los clientes, te recomiendan. No tienes que buscar gente en la calle para ver si te creen. La publicidad de boca en boca es lo más importante”, afirma el dueño del instituto.

Y con esa publicidad de boca en boca fue como de 25 alumnos pasó a 70 y luego a los 150 que tiene actualmente, con 21 profesores de distintas lenguas asiáticas, en un establecimiento de seis salones.

Ahora, recordando aquellos comienzos con tres alumnos que no duraron mucho, en un lugar a escondidas, piensa que “si no hubiera sido algo que me gustara y estuviera en la búsqueda de dinero inmediato, no habría funcionado. La clave del éxito es cuando el trabajo que hacemos es con gusto, el dinero es secundario, es una consecuencia natural”. Es la historia de un negocio rentable, que no tuvo esa intención en el inicio.

Fuente: Mundo Ejecutivo

2 comentarios en “Emprendimiento cultural, el negocio de Fabián Robles (ACIA)

  1. faby e4res el mejor soy karelys contreras de anzoategui venezuela todos aqui te queremos muchoooooooo papi eres el mejorrr dios te bendiga mi faby tengo 14 anos en enero cumplo los 15 y quiciera q tu fuera mi caballero ja.ja..ja para q mis amigas se mueran de la envidia eres el mejor cuidate tengo puras fotos tuyas en mi cuarto…………..

  2. Buenos días, en vista de que represento en calidad de comunicador al Programa de Creación y Acompañamiento de Empresas Culturales y Creativas de la Facultad de Artes de la Universidad de Antioquia en Medellín (Colombia), me gustaría saber si nos podrían autorizar el envío de nuestros boletines informativos para dar a conocer nuestra labor de proyección en nuestro país y próximamente el Latinoamérica.

    Por el momento les adelanto que el Programa de Creación y Acompañamiento de Empresas Culturales y Creativas busca la puesta en marcha de negocios que optimicen el panorama y la calidad de vida de artistas y creativos.

    Contamos con el apoyo de la Agencia Española de Cooperación para el Desarrollo (AECID), la Fundación Interarts de Barcelona (España) y nuestro fin es que a partir de la creación de empresas culturales sostenibles se contribuya a optimizar la visualización, organización y productividad del sector artístico y cultural.

    Muchas Gracias.

    Ricardo Gómez
    Comunicador
    Programa de Creación y Acompañamiento de Empresas Culturales y Creativas
    comunicaciones@empresasculturales.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.